Inmortalizado en una vasija de cerámica ateniense. En serio: no se pierda KERAMIKÁ en el Museo Nacional de Antropología.

Inmortalizado en una vasija de cerámica ateniense. En serio: no se pierda KERAMIKÁ en el Museo Nacional de Antropología.